21.9.16

El charco de saliva, por Javier Fernández Paupy


En sus clases todos se aburrían. Hablaba del imperativo categórico. Leía en voz alta ideas resumidas de manuales. En su clase cuarenta y dos ese año sintió que de su boca salían unos chispazos. Era como un ruido gutural entre los dientes. Escupió al suelo y del punto de saliva se formó un charco que creció cinco centímetros. El charco tenía una conciencia mnemónica del amor y le dictaba frases dulces. Él quería repetirlas pero cuando trataba de hacerlo sólo decía nulidades que no tenían nada que ver con lo que le había escuchado decir al charquito de saliva. Éste lo acompañaba a todas partes, dando pequeños saltos. Durante una clase, el charquito le dijo desde el suelo: “Decí que la música es música. Y no algo que señala otro algo. Por eso el arte no sirve para denunciar o expresar.” Cuando quiso repetir lo que escuchó sólo pudo atinar a decir: “No sabía cómo iba a ser esta clase y no imaginaba que fuera así.” Un estudiante con cara de murciélago lo miró con desconfianza desde un banco del fondo del salón. Pero la arbitrariedad más ordinaria de la vida no parecía importarle demasiado ahora que lo acompañaba un charco de saliva que le dictaba frases.



Tomado de : El triángulo de la Merluza, año 2, nº 4.


11.9.16

Apuesta, beso y tierra, por Martín Evelson




Apuesta


Discute:
                terco,
                               compite.
                                               Tentado
                                                               domínase.
                                                                              Serio
                                                                                              otro
                                                                                                              trompetea:
                                                                                                                             "¿teanimás?"

Asciende
                delirio:
                               riose:
                                               «seguro... »
                                                              

«Robo»,
                                                                              boquea.
                                                                                              Apaga
                                                                                                              Gallardía.

                               Y paga.
               

Beso


Parece
                cerrarse:
                               señuelo
                                               locuaz
                                                               azuza
                                                                              zaino
                                                                                              no-vato:
                                                                                                              toma
                                                                                                                             mano;
                                                                                                                                             no duda.


Dama
              maneja
              (madeja).
                             Jalona:
                                           nariz
                                                       izada,
                                                                    dando
                                                                                  domina:
                                                                                                  nace
                                                                                                           elemento
                                                                                                                             total:
                                                                                                                                      alquimia.


Tierra


Corazón
                ontológico,
                               contiene.
                                               Negadores
                                                               responden
                                                                              ensuciando.
                                                                                             
                                                                                                              Dolor.

Ortigas
          gastadas
                        das (seguís dando).
                                                        donde
                                                                  dementes
                                                                                  tescupen
                                                                                                 pensando
                                                                                                                 dólares:
                                                                                                                              lares
                                                                                                                                    estragados
                                                                                                                                                                           

                                                                                                                                                                           
Dos (opciones):

Esperar
                ardiendo.

Dominar
                armamentos
                                               oscuros.

Osadores
                estólidos
                               dosificando
                                               dopaje.

                                                                                                                             Respuesta.
                                                                                                                                             ¿Tarda?


                                                                              No tanto.


7.9.16

El sueño presidencial, por Sebastián Schillaci


Soñé que tomaba con Cristina y Mauricio; Cristina estuvo todo el tiempo inmersa en el celular. Trató muy mal al mozo. Cada tanto se sacaba selfies. Pensé que capaz pintaba una onda. Tomaba resacada de a rayas gigantes. Mauricio era aburrido y tranquilo. Tomaba puntitas. También trató mal al mozo. Hablamos de fútbol. Se fueron.


Tomado de: 104 haikus, 6/6

3.9.16

Poemas de Ernesto Aguirre



(Jujuy, 1953-2016)


.
Un pájaro
es pájaro
si se atreve
a cruzar
volando
el sueño
de una mariposa negra.

.
Involucrados en el silencio.
Con el río
somos tres.

.
Con las tormentas
regresa
la certeza
de ser pez
pero pez
en el exilio.

.
A la hora
de la siesta
las naranjas
sólo
se interesan
en poesía.


Tomados de: Crónicas del buen amor, 1989.



PIPA

De los instrumentos
de viento,
el más primitivo.

Se ejecuta
con fuego.


HUMO

Con fatiga
de fumador
el tabaco
se derrama por las cuestas
del aire.


CORTE DE LUZ

Me devuelve
al primer día.

De la nada
espero el universo.


COQUEANDO

Con paciencia de otoño
hoja a hoja
nos llenamos la boca de paisaje.

Para los católicos cada hoja
es una hostia que sus bocas
los perdona de todos sus pecados
Hasta de los más graves
La indiferencia, por ejemplo, 
imperdonable en animales con memoria.

La mano que elige la hoja a mascar
es una mano lenta.
Obedece al ritmo de una ceremonia
que no es el ritmo de los apurados.

El secreto está en las manos
no en la boca.
Nadie coquea haciéndose servir las hojas
en la boca.
Las manos necesitan tocar, palpar, elegir.
Coquear
es arte de digitopuntura.
las manos reconocen los verdes que convienen
para amortiguar los dolores de la soledad.

No se concibe el coqueo
sin el silencio de un hombre solo.
Silencio peligroso para los indefensos.
Sin recuerdos puede lastimar.

Coquear exige un pasado
en donde podamos repasarnos
mirarnos, condenarnos y perdonarnos
en silencio
hoja a hoja
con paciencia de otoño.

Para el olvido la ceremonia es veloz
El verde es blanco
y la boca es nariz.
No hay descanso en los recuerdos.
El silencio hiere, desgarra, lastima los oídos.
En carne viva la memoria no espera alivio,
sangra
por la nariz.

En provincias como ésta
de silencios cotidianos
y verdes frondosos
la memoria se cultiva con las manos
y se riega con saliva
sin apuros y con paciencia de otoño
hoja a hoja
a pesar de los inviernos
de aquellos que hoy pintan el verde de blanco
y la boca de nariz.


GALLINA

Expulsado 
de las rutas
del aire.

Pájaro 
sin memoria.


ARAÑA

Conoce 
los planos del aire.

Teje 
donde la mosca 
se distrae.


FLOR

La tierra
guarda perfumes
del universo.

La flor 
es un atajo.


CICLISTAS

La distancia
es un esfuerzo

Los prófugos 
se agotan
caminándola sentados.


ANTEOJO

cuando el mundo escapa
el vidrio
empuja
y el ojo
toca


CIRUJA

De un manotazo 
alcanzó su mano en el aire 
y se la guardo en el bolsillo
como algo suyo.

Con el bolsillo lleno
de su mano
se fue.

Siendo propietario
ni siquiera se despidió.


CIRUJA

Hiede 
de tanto vivir
sin cambiarse de vida.


LECTOR

En la biblioteca
lo navegado.

Y en la mesa, 
al alcance de un adiós,
las tintas por navegar.


LIBRO

Leerlo
es como robar un banco.

De lo ajeno
tomamos lo nuestro


PALABRAS

Huesitos del corazón

Esqueleto
de su melodía.

.
Desde la semilla 
hasta su sombra
el sueño 
es un árbol.

Tomados de: Estambul, 1999.